Todo lo que debes saber sobre el glaucoma

Existen muchas enfermedades que pueden afectar nuestra visión, las más comunes los defectos de refracción. Sin embargo, estas no comprometen nuestra vista a un nivel de llevarnos a una ceguera, como si puede hacerlo un glaucoma. Por eso, te contaremos todo lo que debes saber sobre el glaucoma.

Presbicia: causas y síntomas

Si has notado que comenzaste a sostener los libros o el celular a un brazo de distancia y, además, entrecierras los ojos para poder leer, es probable que estés sufriendo de presbicia. A continuación, te contamos la presbicia: causas y síntomas.

Miopía o astigmatismo, conoce la diferencia

Las enfermedades visuales más comunes son los errores de refracción, dentro de los cuales podemos encontrar la miopía y astigmatismo. Sin embargo, este es el único punto que tienen en común, ya que difieren en varios aspectos. Por eso, queremos hablar de miopía o astigmatismo, conoce la diferencia.

Dudas más comunes sobre tu salud visual

Una buena salud visual es determinada por el correcto funcionamiento de ojos, músculos y cerebro que trabajan en equipo para desarrollar la visión. Es normal que la complejidad de este sistema te genere dudas o inquietudes al respecto, sobre todo si quieres saber el estado de tu salud visual. A continuación, te presentamos las preguntas más frecuentes en la oftalmología.

1. ¿Cada cuánto tiempo debo ir al oftalmólogo o al optómetra?

Depende de dos situaciones: la edad y si hay enfermedades oculares presentes.

Todo niño menor de un año debe ser evaluado por oftalmología.

Durante la infancia y adolescencia se debe consultar cada 2 años.

En los adultos y personas de la tercera edad cada año.

Si se sufre de alguna enfermedad oftalmológica, la frecuencia de consulta la establece el profesional de la salud.

2. ¿Cuáles son las enfermedades más comunes?

Las lesiones en la visión son más frecuentes de lo que imaginas. Todas con distintas condiciones y características, podrás encontrar unas más graves y asintomáticas, mientras otras se pueden corregir tan solo con lentes.

Entre las más comunes podemos encontrar:

-Conjuntivitis

-Defectos de refracción: miopía, astigmatismo, hipermetropía y presbicia.

-Cataratas

-Glaucoma

-Degeneración macular asociada a la edad.

-Alteraciones del aparato lagrimal ej: ojo seco

Estas son algunas afecciones oculares, si deseas conocer más a fondo cada una de estas enfermedades te invitamos a que consultes nuestro blog enfermedades mas comunes de la visión.

3. ¿Quiénes son más propensos a sufrir problemas de la vista?

Realmente cualquier persona está en riesgo de sufrir problemas de visión. El ojo es uno de los órganos más sensibles, responde a los cuidados brindados a largo de la vida y puede desarrollar enfermedades asociadas a la vejez.

Podríamos afirmar que hay un gran número de personas propensas a contraer algún tipo de enfermedad, ya sea por factores hereditarios o ambientales.

4. ¿Qué pasa si me froto mucho los ojos?

Una acción que se realiza con frecuencia buscando un bienestar momentáneo. Sin embargo, no saben que ese simple gesto puede llevar a graves problemas de visión.

Es por esta razón, que los oftalmólogos recomiendan evitar hacerlo, ya que si se frotan los ojos de forma continua e intensa puede desarrollar un síndrome que deforma la estructura interna de la córnea, conocido como queratocono.

5. ¿Cuándo debo acudir al oftalmólogo?

Te mencionamos algunas de las situaciones por las que debes recurrir a revisión oftalmológica

-Si con frecuencia sientes irritación en el globo ocular, si sientes picor u observas secreciones no habituales, debes hacerte una revisión.

– Sentir durante un largo tiempo cuerpos extraños en los ojos.

– Los cambios abruptos en la visión como puntos negros, visión doble, luces intermitentes, entre otros.

– Disminución de la agudeza visual

– Infecciones localizadas en los párpados.

– Tener antecedentes familiares de glaucoma o cualquier afección visual.

– Trauma ocular.

En esta ocasión tratamos algunas de las dudas más frecuentes que se presenten frente a la salud visual. Esperamos haber podido aclararte posibles inquietudes y brindarle más claridad en el tema. Recuerda que para garantizar tu bienestar debes visitar periódicamente al oftalmólogo, al menos una vez en el año, agenda tu cita con nosotros aquí.

 

¿Sabes cuáles son las diferencias entre optómetra y oftalmólogo?

Cuando sentimos molestias en nuestros ojos, recurrimos a un especialista en el cuidado de la visión, depositando toda la confianza en este, esperando que brinde un diagnóstico y los tratamientos que ayudarán a garantizar nuestro bienestar. Sin embargo, es posible que en ocasiones no sepamos qué especialista debemos visitar, por eso, queremos contarte las diferencias entre optómetra y oftalmólogo.

Seguramente en ocasiones te has llegado hacer la pregunta, ¿a quién debo recurrir si tengo molestias en los ojos?, ¿optómetra u oftalmólogo? Aunque usualmente ambos trabajan en conjunto, cada profesional desempeña distintas funciones y, por lo tanto, su formación es también diferente.

¿Qué hace un oftalmólogo?

El oftalmólogo es un médico especialista en la salud visual. Debido a su formación médica de base y especialidad, tiene la capacidad realizar el diagnóstico y tratamiento de enfermedades oculares, además puede evaluar enfermedades sistémicas y su posible repercusión en la salud visual. Puede realizar cirugías oculares, prescribir gafas, lentes de contacto o recetar medicamentos con el fin de corregir los problemas oculares.

Además, los oftalmólogos pueden especializarse en áreas más específicas de la salud visual como: córnea, glaucoma, catarata, plástica ocular, oftalmopediatría, neuroftalmología o retina.

¿Qué hace un optómetra?

El optómetra es un profesional de la salud visual; no es médico y se gradúan en óptica y optometría; por tal motivo no realiza cirugías oculares ni puede recetar medicamentos de dominio médico-oftalmológico. Su función principal es la prevención, detección y solución de problemas visuales. Puede realizar tratamientos mediante la prescripción de lentes, anteojos o terapias de ortóptica (terapia visual).

Los optómetras pueden especializarse en: ortóptica, contactología (lentes de contacto) o baja visión.

¿Cómo sé a cuál debo consultar?

Saber a cuál profesional acudir depende mucho de la necesidad de cada paciente. En caso de sentir molestias como: dolor ocular, prurito, ojo rojo, secreción, pérdida de visión, visión doble o algún indicio de enfermedad ocular como: cataratas, glaucoma, degeneración ocular o desprendimiento de retina, debes consultar con un oftalmólogo.

Por otro lado, se visita al optómetra cuando se desea manejar defectos de refracción (hipermetropía, miopía, astigmatismo y/o presbicia) con lentes de contacto o gafas, si requiere de terapia visual y ejercicios oculares o tratamiento de problemas de baja visión.

Actualmente, es muy usual que el optómetra y el oftalmólogo trabajen en conjunto, se apoyan en su labor diaria, haciendo un gran equipo, donde cada uno cumple un papel esencial dentro del proceso, creando una relación en la cual el paciente es quien sale beneficiado.

Si deseas tener una cita de revisión con nuestros especialistas, ingresa aquí.

¿Sabes qué es la cirugía refractiva?

En el desarrollo del día a día, nuestros ojos son una parte vital, ya que son uno de los órganos sensoriales más importantes, los cuales nos permiten la interacción con el mundo. Sin embargo, en muchas ocasiones esto se ve entorpecido por la presencia de errores de refracción. Existen tratamientos que ayudan o mejoran estos defectos de refracción, entre ellos la cirugía.

¿Qué es la cirugía refractiva?

Es una alternativa para corregir los errores de refracción como la miopía, la hipermetropía, astigmatismo o presbicia. De esta manera se busca mejorar la visión de la persona.

Tipos de cirugía refractiva

Existen distintas técnicas para llevar a cabo el procedimiento:

Con láser:
Se moldea la córnea con la aplicación de láser. Se puede realizar con dos técnicas diferentes:

-LASIK: En esta se realiza un flap corneal, el láser se aplica la parte media del tejido corneal.

-PKR: La aplicación el láser se realiza sobre la superficie anterior de la córnea (no se requiere flap).

Con lente intraocular:

-Implantación del lente fáquica: se recomienda en los casos en los que no se puede realizar láser, ya sea porque el defecto es muy alto o porque la córnea en muy delgada. En este procedimiento se coloca un lente intraocular sin extraer el cristalino.

Extracción del cristalino transparente(PRELEX): se recomienda en pacientes con presbicia, miopía o hipermetropía, preferiblemente mayores de 50 años o sí el paciente tiene opacidad de cristalino en el momento que se decida realizar cirugía refractiva. En este procedimiento se extrae el cristalino, el cual se reemplaza con un lente.

¿Cómo sé si soy apto para la cirugía?

Es muy importante entender que la cirugía refractiva es un procedimiento muy personalizado, por este motivo requiere un estudio previo a detalle de la funcionalidad y forma del globo ocular. A partir de ese estudio se puede determinar si eres candidato para el procedimiento. Además, se debe cumplir con ciertos requisitos físicos y psicológicos.

Requisitos físicos:

-Ser mayor de 18 años.

-No tener infecciones ni enfermedades en el ojo.

-Tener un defecto refractivo estable durante, al menos, un año.

-No estar en embarazo.

Beneficios

Posiblemente, debes estar preguntándote: ¿cuáles son los beneficios? Aquí te compartimos algunos:

-Independencia de los lentes de contacto o gafas.

-Comodidad y libertad en el desarrollo de las actividades diarias, como el ejercicio.

-Resultados inmediatos

-No necesita hospitalización

-Mejora en la calidad de vida

-Se evitan patologías por el uso constante de los lentes de contacto

No existen un método universalmente aceptado para la corrección de los defectos refractivos como el mejor. Por eso, lo más pertinente es consultar con el oftalmólogo para determinar cuál sería la técnica más apropiada para tu caso. Si estás considerando realizarte una cirugía refractiva, recuerda que es un procedimiento personalizado y necesitas un estudio de valoración para poder cubrir tus necesidades.

Si deseas una valoración, agenda tu cita con nosotros para que comiences a mejorar tu calidad de vida. ¡Dile adiós a la dependencia de lentes y gafas!